Se piensa en cuántas historias podría contar un dulce. Historias de territorios, de personas y de pasiones. Tartas, pasteles y pastelitos, croissants, panettones o todas las diferentes especialidades territoriales de las cuales Italia puede decirse rica, son verdaderas obras que cobran vida a partir de ingredientes, ideas, tradiciones y creatividad.

Luego están ellos, las manos que amasan. Las de los pasteleros que se convierten en creadores de las obras maestras dulces.

El comienzo de cada una de estas tramas parte de la materia prima, de la harina. Y no una harina cualquiera. Hay requisitos previos indispensables: las harinas para dulces deben tener características constantes y una excelente calidad de los granos utilizados. Molino Piantoni, gracias a la colaboración construida a lo largo de los años con los mejores maestros pasteleros italianos, ha creado una nueva línea de harinas, dedicada precisamente a la pastelería.

Se llama «La Dolcemetà» y comprende una gama de harinas pensadas para dar forma a diferentes especialidades, desde la masa quebrada hasta el panettone, pasando por la masa hojaldrada y los croissants. Cada una con sus propias especificidades y características, para hacer que cada receta sea una obra única.

Con la línea «La Dolcemetà», Molino Piantoni ha puesto al servicio de la pastelería su arte molinero y ha querido escribir, junto con los amigos pasteleros, el lado más dulce de sus innumerables recetas que nacen de un producto de calidad, fruto de amor, cuidado y experiencia; el mismo que acompaña al Molino en cada desafío, en cada capítulo de su historia… LA HISTORIA de quien amasa, de quien crea y de quien trabaja siempre con pasión.

La Dolcemetà PANETTONE

La elevada cantidad de proteínas y la excelente estructura del gluten, acompañadas de un W elevado, confieren a esta harina la fuerza equilibrada para largas manipulaciones. La calidad de las PROTEÍNAS mismas garantiza a la harina altos valores de absorción y estabilidad durante la fermentación. Es una harina excelente para la producción de grandes levados que necesitan una masa bien estructurada, capaz de retener la adición abundante de grasas, azúcares y frutas confitadas. Los productos obtenidos presentarán un notable desarrollo, alveolado fino y regular, manteniendo inalterada por mucho tiempo la esponjosidad.

Ideal para: panettones, pandoros, colombas y grandes levados en general.

La Dolcemetà CROISSANT

La particular estructura proteica de esta harina, asociada a una buena relación entre extensibilidad y elasticidad, hace que la masa sea extremadamente equilibrada y capaz de soportar la adición de grasas, dando al producto final un notable desarrollo, fragancia y ligereza.

Ideal para: croissants y brioches dulces o saladas, pan brioches, krapfen.

La Dolcemetà FROLLA

La masa obtenida con esta harina será resistente a la manipulación y no se desmigajará demasiado fácilmente. Por eso, el producto final tendrá la adecuada friabilidad y consistencia.

Ideal para: tartaletas, masa quebrada y galletas en general.

La Dolcemetà SFOGLIA

Con esta harina se puede obtener una masa que, gracias a la excelente calidad de las proteínas y a una buena relación entre extensibilidad y elasticidad, retiene muy bien las grasas y es fácilmente laminable. Los productos obtenidos presentarán una masa hojaldrada fina y regular.

Ideal para la producción de: hojaldre, cannoli y hojaldres en general.

Otras noticias de nuestro blog

Navegar por el sitio